viernes, 20 de julio de 2012

El PSOE denuncia por revelación de secretos a la ministra de Empleo



A la ministra de Empleo, Fátima Báñez, le hemos dado dos oportunidades de explicarse y no lo ha hecho. Ahora tendrá que hacerlo en los Tribunales porque el PSOE ha presentado hoy una denuncia por revelación de secretos contra la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, por la presunta comisión de un delito de revelación de información a la que ha tenido acceso en el ejercicio de su cargo. Concretamente se refiere a la revelación de datos sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) del PSOE, que fueron facilitados desde el correo electrónico de la ministra a un medio de comunicación para su publicación.

La denuncia, presentada en los Juzgados de Plaza de Castilla, señala textualmente que “Estamos ante un supuesto gravísimo, en el que el daño generado al servicio público es de la máxima relevancia, pues la Ministra titular del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, vulnera de manera flagrante todos los principios que rigen la conducta de las autoridades públicas y de los principios que rigen la actuación de la Administración Pública, sujeta siempre al principio de legalidad. Y lo hace con una motivación exclusivamente partidista, buscando únicamente el daño del principal partido de la oposición, premeditadamente y despreciando cualquier atisbo de defensa del interés general”.

         La querella recoge el hecho de que la ministra Báñez no ha negado en ningún momento la revelación de los datos confidenciales aportados por el PSOE, e indica también que “el daño para la imagen del Ministerio de Empleo y Seguridad Social es incalculable, pues la máxima autoridad del mismo no duda, en un tema de la máxima sensibilidad en la actualidad, como son los expedientes de regulación de empleo, en utilizar la información a la que tiene acceso con fines puramente partidistas y absolutamente ajenos a la Administración Pública que representa”.

Asimismo, refiere que “la conducta descrita no tiene precedentes. Es una quiebra absoluta de los principios que rigen el funcionamiento de la Administración Pública, condensados en el artículo 3 de la ley 30/1992 `servir con objetividad los intereses generales y (...) respetar en su actuación los principios de buena fe y confianza legítima’´”. 


“El daño causado a la causa pública es gravísimo”, continúa la denuncia, “el máximo responsable de un Ministerio, vulnerando los deberes que le impone su cargo y todos los principios fundamentales que rigen el funcionamiento de la Administración, revela información que conoce por motivo de su posición CON UNA FINALIDAD ESTRICTAMENTE POLÍTICA, y con el fin de obtener un rédito de tal naturaleza de la revelación realizada” .

“La denunciada vulnera todos y cada uno de los principios señalados a saber: la actuación descrita no busca la satisfacción de ningún interés general, sino únicamente el interés partidista y electoral de la señora Báñez. Atenta directamente contra la imparcialidad y la búsqueda del interés común. Asimismo, discrimina al PSOE por la única razón de las opiniones que representa, produciendo una discriminación por razón de la ideología. En este particular, cabría preguntarse si organizaciones con otra ideología habrían sido objeto de la revelación de información como la sufrida por mi representado”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión me importa.